ACTUALIDAD

PROXIMO EVENTO
.............................................................

VENTANA EMERGENTE ACTUALIDAD

domingo, 11 de marzo de 2018

Riocorvo - Suances (Via Verde)


Primera salida del año y sin haber entrenado nada, no pretendo hacer grandes cosas, así que lo mejor es rodar y rodar. Para ello, lo mejor, una vía verde donde podamos pedalear y pedalear.


Dejamos el coche en la localidad de Riocorvo y con el viento a favor nos vamos dirigiendo hacia  Cartes. Entramos en el parque de la Viesca y en lugar de seguir la vía verde optamos por seguir por el parque hasta Torres.


Seguimos por el margen derecho del río Besaya hasta la unión con el río Saja donde nos aventuramos a descender a la "Zona inundable" por donde transcurre un pequeño  sendero que nos lleva casi a la entrada de Torrelavega.


Zona Inundable
Nos damos cuenta de que tenemos que ir por el margen izquierdo del río, así que salimos del sendero y tomamos el paseo que discurre unos tres metros por encima de donde vamos.


Atravesamos el puente que lleva a "Sniace" y justo al lado tenemos el complejo deportivo Oscar Freire.

Por un pequeño bosque al que denominan "el patatal" seguimos buscando la vía Verde que nos debe de llevar a Suances.

Por fin vemos algo que se parece a la senda y decidimos seguirla camino de Barreda porque va paralela al río Saja por su margen izquierdo. Tras pasar una depuradora entramos de lleno en la vía verde.

El viento sigue estando a nuestra espalda y como es bastante intenso avanzamos sin casi dar pedales. Hacemos el comentario de que el sendero por donde hemos pasado estaba genial y que la vuelta sera de ordago ya que todo lo que nos ayuda el viento ahora al regreso lo vamos a tener en contra.

Seguimos y estamos a la altura de Hinojedo donde están los restos de los antiguos muelles de carga. Bordeamos la planta de tratamiento de aguas de Suances y no volvemos a ver nada industrial, solo naturaleza.

Nos llama la atención la zona denominada "cantos de Suances" donde vemos con asombro como realizan escalada. Si se mezclan estos ingredientes, como son,  la ausencia de ruido, el olor a salitre, y  la actividad deportiva, el lugar resulta de lo mas recomendable.

Por fin llegamos a Suances sin haber realizado ningún esfuerzo y como no puede ser de otra forma nos acercamos al faro. Cuatro fotos por que el día esta despejado y hay una combinación perfecta entre los Picos de Europa nevados y el borde del mar.

Una foto mas en la estatua de los vientos y volvemos sobre nuestros pasos camino del centro del Pueblo.

Como vamos bien de tiempo hacemos una parada para tomarnos algo "fresquito". Tras la pausa volvemos a coger la vía verde pero esta vez ya no es tan tranquilo como a la ida. Todo el viento que teníamos a la espalda ahora lo tenemos de frente y no queda otro remedio que forzar un poco las piernas.

Poco a poco vamos deshaciendo el camino andado. Volvemos a pasar por Cantos de Suances, Embarcadero de Santo Domingo, Punta de la Plata, hasta que llegamos al barrio Riaño, donde seguimos el verdadero carril bici.


Atravesamos innumerables cruces hasta volver a cruzar el río Saja y regresar al barrio de Torres donde volvemos a ciclar por el parque de la Viesca y por el mismo camino de primeras horas regresar a Riocorvo donde tenemos el coche.

Una mañana perfecta para la RUTA e  ir cogiendo algo de fondo.

sábado, 30 de diciembre de 2017

FINAL DE AÑO 2017 (Vuelta a Peña Cabarga)

Como todos los años en los últimos días de Diciembre mando un mensaje a todos los compis que deseen salir a dar una vuelta para despedir el año.


La ruta que realizamos habitualmente es la de Galizano, pero este año, con motivo de las intensas lluvias de los últimos dias y ante la peligrosidad de rodar por un trazado que va muy pegado a los acantilados y es barro, hemos decidido no correr ningún riesgo y optar por esta otra ruta.

Al igual que la ruta de Galizano, esta otra variante, también combina asfalto, sendero, y carril bici.

Salimos de la rotonda de San Vitores  hacia el parque de la Covachona donde hacemos la primera pausa para ver su lavadero, que baja con bastante agua (debido precisamente a las lluvias de los días anteriores).


Desde este punto seguimos camino del embalse de Heras donde vierte sus aguas el arroyo de  Cubón.

Empezamos las primeras rampas camino de Santiago de Cudeyo, viendo toda la ciudad de Santander a nuestra derecha.

Así continuamos hasta que un ligero error a la hora de tomar un cruce nos desvia hacia Astillero en lugar de seguir camino de Liaño. Ningún problema y nos lo tomamos como un pequeño lance de la ruta. Atravesamos el puente de Astillero y comenzamos a rodar por el carril bici que nos llevará hasta Obregon.

Aprovisionandos de ¿agua?

Vamos comentando entre otras muchas cosas la suerte que hemos tenido con el día, ya que disfrutamos de un cielo  completamente despejado y en algunos tramos hasta pasamos calor.

Entrada del Parque de Cabarceno, Obregón y seguimos ruta hasta el pueblo de Cabarceno.

Aqui si que paramos para hacernos la foto de rigor.

Esta vez no podemos hacernos la foto en la punta de Langre, así que, como foto representativa hemos elegido el lago del Acebo.

Lago del Acebo

Ya nos queda menos  de ruta y creo que la parte mas bonita ya que abandonamos el "asfalto" y nos movemos por senderos.

Al principio parece que vamos a poder ciclar sin problemas pero enseguida nos damos cuenta de que nos vamos a poner de barro hasta las narices y mas arriba.

Al ser un terreno casi llano, se han formado numerosos charcos y algún que otro barrizal. Atravesamos los pozos de Valcaba por la parte de arriba, pero no paramos ni para hacer una foto ya que están de cacería y queremos atravesarlo lo antes posible.


Solo nos queda el pozo del Cubón y poco mas adelante nuestro punto de partida.

El resultado de como nos lo hemos pasado lo tenéis justo a la izquierda de este texto. Solo nos queda pegar un buen manguerazo a la "burra" y a comer el turrón. Feliz 2018

RUTA




domingo, 15 de octubre de 2017

Liendo - Oriñon - Lugarejos (2017)

Hace tiempo que no publico ruta y la razón es bien sencilla. No he realizado ninguna ruta diferente a las que tengo en mis archivos.

Subida a la playa de San Julian
Allá por el 2013 colgué esta ruta que hoy me he decidido a repetir.

Al igual que aquel día me aprovisiono de agua en las cercanias de la plaza de toros por que hoy el día es intenso y el calor sofocante (creo que voy a beber mas de la cuenta).

El primer punto es ascender a la playa de san Julian y por el camino de Marrón descender otra vez al pueblo, para acto seguido por el sumidero de rocueva salir al Arboreto.
Arboreto
Menuda  tranquilidad que se respira rodeado de tanta variedad de arboles. Aprovecho a coger un poco mas de agua y seguir ya que ahora toca abandonar la tranquilidad de los senderos y pistas y compartir carretera con coches, motos y demás, hasta que llegue a Sonabia y pueda otra vez dejar el asfalto.

Ha sido  un descenso sin tocar en ningún momento el freno y toca hacerse las fotos de rigor en la Ballena de Oriñon con sus respectivos "fondos".

Por una parte "lo ojos de Llanegro" y por otra el monte "Buciero"
De fondo el monte Candina y los ojos de Llanegro
Una pequeña subidita y volvemos sobre nuestros pasos para regresar al pueblo de orino.

Es domingo y toca "mercadillo", así que hay mas vehículos de lo habitual pero los sorteo rápidamente y me adentro en la senda que me llevará a el Pontarron.

Rio Agüera
Vamos paralelos a río Agüera hasta que llegamos a Guriezo mas concretamente al barrio de la Magdalena y cogemos el camino de Santiago.

Camino de Santiago
La ascensión hasta Lugarejos por un eucaliptal es muy llevadera y salvo alguna pequeña rampa el resto es con una pendiente muy suave.

Cerca de la conocida Calleja de la vida vemos toda la zona de "manas de la Hoz" donde empezaremos nuestro descenso hasta el punto de partida.


Una ultima foto de todo el pueblo de Liendo y doy por terminada la ruta.
Liendo

viernes, 2 de junio de 2017

Palencia - Canal de Castilla - Casa Grande


Invitado por mi amigo Juan a las fiestas de la Feria Chica de Palencia no he podido resistir la tentación y………….

Lo primero que me dijo fue:  "Tráete  la burra por si acaso". Pues dicho y hecho, el viernes por la tarde iba camino de Palencia con todos los "trastos" en el coche.

Prolegomenos aparte de si conoces esto o lo otro, que si vamos a tomarnos una cervecita  aquí o allá, etc, total que el sábado por la mañana nos equipamos y me "deje llevar".

La primera parada obligada es la del Cristo. Una subidita muy liviana  y foto de toda la ciudad de Palancia y por su puesto del Cristo.

Lo bueno que tiene Castilla es que mires para donde mires ves kilómetros y kilómetros, cosa a la que no estoy acostumbrado y me llama bastante la atención.

Unos nubarrones amenazan con aguarnos la ruta, pero confiamos en que solo sean cuatro gotas y podamos rodar unos kilómetros.

Lamentablemente el intenso aguacero nos obliga a refugiarnos en unos bloques de apartamentos con la esperanza de que pase.

Vaya suerte. Cuatro gotas gordas, pero deja de llover. Nos ponemos el chubasquero por si acaso y continuamos ruta.

Las pistas por las que rodamos son amplias y nos permiten ir comentado los lugares donde tiene intención de llevarme.

Una de las primeras paradas que realizamos es una exclusa de un solo salto.  

Muy bonita. Foto y seguimos.  Ahora ciclamos paralelos al canal de Castilla. Ni que decir tiene que el desnivel es neutro y el esfuerzo mínimo.

Seguimos conversando ya que nos los estamos tomando como un paseo y sin darnos apenas cuenta llegamos a otra de las exclusas que tenemos en el recorrido. Esta si que es impresionante. El rugir del agua que sale por el aliviadero sumado a la caída del agua a caer de un nivel a otro es casi ensordecedor.

Menuda obra de ingeniería que estamos contemplando.

Dejamos atrás este impresionante lugar y continuamos paralelos al canal durante unos kilómetros mas, hasta que llegamos a un cruce y me dice que abandonamos el canal y tiramos para el monte.

Llevo un lio de cruces de caminos que ya no se ni donde me encuentro, hasta que empezamos a entrar en un bosque y el paisaje cambia totalmente. Sigo estando perdido pero como él lo conoce no tengo necesidad de ir mirando el GPS continuamente y cogemos  la subida de los Caleros por un sendero que nos obliga a mirar al suelo, tener cuidado con no trabarnos de las ramas y hacer el esfuerzo del ascenso. Menuda preciosidad.

Una vez arriba del todo la cosa cambia. La pista se abre y el camino vuelve a ser llano. Curvas ciegas y llegamos a la Casa Grande.

Ahora cogemos otra senda. La del circuito grande que entre arboles nos lleva a la zona de la Herradura. Vamos tan pegados al borde, que cualquier descuido nos puede costar un susto de los gordos, pero el riesgo merece la pena.


Descenso al Valle de San Juan y otro pequeño ascenso para enlazar con el camino del Monte Nuevo.

Podría estar rodando en estas condiciones kilometros y kilómetros por que el paisaje es precioso al que sumamos el buen estado de las pistas por donde estamos transitando y el escaso desnivel que nos estamos encontrado..

De repente, aparecemos en Monte Viejo. Un recinto con ciervos de todas las edades aparece delante nuestro. Están tan acostumbrados a que les den de comer que no les vale con que solo acerques el brazo,  o les das comida o no vienen. 

Continuamos. Volvemos a meternos en el bosque y con ello en senda de "un solo paso", es decir que tenemos que ir uno detrás del otro.

Un descenso lo mas rápido que podemos y clavando los frenos en las curvas para poder girar, nos hacen disfrutar y poner todos los sentidos al máximo.

Y por fin volvemos a estar a la altura del Canal.

Justo en el cruce donde nos encontramos existe un ramal del canal que va hasta Palencia. Esto se usaba antiguamente para llevar las mercancías hasta las proximidades de la ciudad y el paseo que existe me resulta mas bonito si es posible.

Justo al final están todos los almacenes donde se guardaba todo lo que se podía transportar por esta vía de comunicación y donde vamos a dar por finalizada la ruta.


Una foto mas y callejeando por las proximidades del río Carrión y luego por el Salón (Parque que existe en pleno centro de la ciudad), llegamos a casa.


El tiempo nos ha respetado por que al final no cayo ni una gota mas. La RUTA es de las de repetir por que lo he disfrutado como el que más. El anfitrión inmejorable. En resumidas cuentas, han sido unos cuantos kilómetros que han resultado inolvidables. Gracias Juan.

domingo, 7 de mayo de 2017

Casatablas - Nacimiento rio Gandara - Regules

Buen fin de semana y de un tiempo espléndido.

Una de las zonas que tengo menos transitada es la zona de Soba. Han sido unas cuantas rutas las que he realizado por la vertiente de Lanestosa, pero por esta, nada de nada.

Aunque el domingo tenia varias opciones de rutas, me decanté por esta al estar el día completamente despejado, aventurando que las vistas serian muy buenas.

Dejo el coche en Casatablas al abrigo  de unos arboles con la esperanza de que cuando regrese le este dando la sombra.

Una vez equipado y provisto de todo lo que necesito, inicio la ruta con mi primer objetivo casi a la vista. Se trata de Incedo.

Se sube por carretera asfaltada y nada mas llegar aparece un mastín con ganas de guerra que me sigue durante unos cuantos metros. Siempre hay algún impresentable que se piensa que todo el pueblo es suyo.


Dejado atrás este trance, una pista me lleva hasta Rozas. La iglesia se ve desde todos los puntos de la ruta. Callejeo un poco y me aprovisiono de agua bien fresca.

Sigo  subiendo  y me desvío para ver la ermita de nuestra señora del Rosario. Esta situada en un entorno privilegiado justo a los pies del pico San Vicente.

Vuelvo unos metros atrás y cojo un desvío a la derecha que me llevará paralelo a la sierra del Hornijo.

Sigo pedaleando en "marchas cortas" pues la pista es de hormigón y tiene sus repechos.

Poco antes de llegar al Camino de San Pedro un ganadero me indica que puedo llegar a San Pedro sin necesitad de ir por la pista y atravesar por un pequeño sendero.

Como toda esta gente sabe mas de la zona que yo, le hago caso y me tiro por donde me ha indicado. Efectivamente ha sido precioso. Incluso me he detenido para poder contemplar el entorno.

Estamos a los nada despreciables de 680 metros de altura y todavía nos quedan otros 300 mas de subida. Me dejo atrás el Santuario de San Pedro y continuo el ascenso.

Por fin llego a los 920 metros de la cumbre en la zona que se denomina Lombo de Aja. Ha merecido la pena. Menudas vistas del puerto de La Sia y de su homologo el de los Tornos.  El sol hace hincapié en el Picon Blanco que se distingue sin ningún error. También se ve la bola de control de trafico aéreo del puerto de Lunada. Resumiendo se ve de todo.


A mi espalda he dejado la sierra de hornijo. El impresionante pico Mazo Grande  destaca entre otros muchos, pues es el que mas cerca tengo.

Ya se sabe. Las cuatro fotos y comienzo el descenso camino de Astrana y mas tarde del nacimiento del río Gándara.

El descenso tiene las mismas rampas que la subida y no hago mas que tirar de freno. Una vez que llego a la Gándara me desvío a la derecha para llegar al nacimiento del río del mismo nombre. Ahora ya todo es llano.

Menudo sitio.

Precioso y muy bien cuidado.

Las aguas del río afloran cristalinas así como frescas. 

No voy a describir mas el entorno por que me he quedado sin adjetivos pero solo diré que hay que venir a verlo.

Nacimiento del río Gándara
Rodeo todo el nacimiento y continuo el camino por otro sendero diferente.  

Continuo camino de otro lugar interesante de la ruta que es el Mirador de la Gándara.

Antes de llegar,  atravieso la zona de ocio y el frescor de los arboles me invita a quedarme pero tengo que seguir.










El mirador de la Gándara. Antes de seguir decir que no es apto para personas con vértigo. Se trata de una plataforma desde la que se puede observar una impresionante cascada. 

Mirador
En este caso, aunque el río lleva agua, la cascada esta casi seca. 

Miro el reloj y veo que el tiempo del que disponía se esta agotando y todavía tengo que ir hasta el coche.

En lugar de tirar de GPS y buscar senderos por los que volver, me decido regresar a la carretera y bajar directamente.

La Gándara, Hazas, Veguilla y Regules. El descenso lo he realizo en un abrir y cerrar de ojos, hasta que llego a mi punto de partida, donde unos metros antes hago la ultima parada.

Un molino abandonado me brinda la oportunidad de mezclarme con la naturaleza y oír el sonido del agua al caer por una presa junto con el de los pájaros.

Menudo sitio mas relajante, pero me están esperando en casa.


RUTA  que, para ser la primera por la zona, ha estado bastante bien.

Tendré que investigar un poco mas y ver todas las posibilidades de senderos que ofrece la zona.